Ocio saludable

Introducción

El tiempo de ocio es nuestro tiempo libre, tiempo de respiro, distinto al dedicado al trabajo o a las responsabilidades domésticas; nos sirve para desconectar, para descansar y para el disfrute personal.

El “ocio saludable” es un concepto que define el tiempo libre utilizado para desarrollarnos como personas y cuidar nuestro cuerpo y mente de manera saludable; practicar un ocio saludable, por tanto, es sinónimo de mejor calidad de vida.

No todas las actividades de ocio las podemos clasificar como ocio saludable. El sedentarismo se asocia al desarrollo de enfermedades crónicas y mortalidad prematura. Sustituir tiempo de actividades sedentarias por actividades “en activo”, como pasear sin prisa, realizar actividades de bricolaje, o salir a caminar con grupos de personas, parecen tener efectos beneficiosos para el organismo.

En los tiempos actuales, y debido al uso de las nuevas tecnologías, es difícil desconectarse del trabajo. No disponer de tiempo libre puede tener efectos perjudiciales para la salud del trabajador, de manera que es posible que la actividad física realizada durante el tiempo libre ayude a desconectar de forma efectiva de las preocupaciones o actividades laborales.

Otras actividades saludables para el tiempo libre son el ocio compartido, entendido como la realización de actividades sociales, por ejemplo, voluntariado, o implicación en causas sociales. Se observa una relación positiva entre la cantidad de tiempo dedicado a las actividades de trabajo voluntario y la recuperación psicológica y desconexión tras el trabajo, así como mejora general de la satisfacción.

Recomendaciones para un ocio saludable

Estos son algunos consejos para tener un tiempo de ocio saludable:

Práctica del ejercicio físico: Ya sea en un gimnasio cerrado o mejor al aire libre, es una buena oportunidad para mejorar tu salud y retrasar la pérdida de masa muscular. Además, el ejercicio físico tiene importantes beneficios para la salud mental, debido a que se liberan endorfinas que mejoran nuestro estado de ánimo. Hoy en día se pueden practicar diferentes actividades físicas, como el ejercicio cardiovascular o aeróbico, el desarrollo muscular o práctica de fuerza, la flexibilidad, o la relajación. En caso de duda, es mejor que consultes con tu médico previamente qué tipo de actividad física es más beneficiosa para ti, en función de tus necesidades y de tu actividad laboral diaria.

Contacto con la naturaleza: El senderismo es una buena opción para activar el cuerpo, romper con el día a día y tomar contacto con la naturaleza. Se ha demostrado el efecto beneficioso de estar en contacto con la naturaleza para la promoción de la salud y la prevención de enfermedades. El senderismo es una actividad apta para todas las personas, no importa la edad ni la condición física. Hacer senderismo es caminar por el campo o la montaña, y a eso se suma el beneficio de hacerlo acompañado por otras personas. Es un ejercicio aeróbico, beneficioso para el sistema cardiovascular. Si practicas senderismo, es muy importante que vayas siempre preparado. No olvides llevar agua y comida, calzado adecuado para el terreno, sombrero, gafas de sol, crema de protección solar para evitar quemaduras en la piel y ropa cómoda.

Ocio cultural: Si te interesa la oferta cultural o te gusta aprender cosas nuevas y crecer como ser humano, ésta es tu alternativa. En algunos sectores se ha relacionado el uso del tiempo libre en ocio cultural con mejoras en la recuperación psicológica y desconexión tras el trabajo. Parece que el ocio cultural está relacionado positivamente con la salud de la población en general.

Puedes encontrar en muchos sitios oferta de espectáculos, exposiciones y talleres con actividades diversas: acudir a un concierto de música, aprender bricolaje, estudiar idiomas, etc. Además, muchos municipios ofrecen dentro de sus centros culturales talleres o actividades a bajo coste económico o incluso de forma gratuita. Puedes informarte en tu centro cultural o en el ayuntamiento de tu ciudad.

Actividades de voluntariado: El ocio también puede utilizarse para realizar actividades solidarias. La solidaridad como alternativa al ocio “de consumo” es una alternativa que cada vez tiene más seguidores. Estas experiencias pueden aportarnos bienestar y mucha satisfacción, además de aumentar la sensación de haber utilizado nuestro tiempo de manera eficaz y satisfactoria. Dentro de estas experiencias, están las actividades de voluntariado en una ONG, participar en asociaciones ecologistas o de apoyo a los derechos humanos.

Ocio y salud mental: El concepto actual de bienestar incluye el bienestar físico pero también el bienestar mental. El equilibrio se da cuando hay proporción entre actividad, descanso y vida social. Disponer de tiempo libre es fuente de salud mental. Son muchos los beneficios que se le atribuyen o se piensan que están asociados a la actividad del ocio. Entre ellos, una mayor percepción de libertad, independencia, autonomía, confianza en uno mismo, mejora de las habilidades sociales, mejor capacidad para resolver problemas, mejora del estado de ánimo, o mayor calidad de vida percibida.

Por lo tanto, el tiempo dedicado al ocio es importante, no es tiempo “desaprovechado”, sino que contribuye al bienestar físico y psíquico de los trabajadores.

Algunas sugerencias para un buen ocio y descanso

  • Tu estado de ánimo mejora cuando realizas en tu tiempo libre actividades que te gustan y te entretienen.
  • Dedica tiempo diario a tu ocio personal, en la medida de lo posible.
  • Disfruta de la vida sencilla y de los pequeños detalles.
  • Evita pasar muchas horas tumbado en la cama o viendo la televisión desde el sofá.
  • El apoyo social es un buen amortiguador contra el estrés y el cansancio emocional. En tu tiempo libre rodéate de amigos y familiares que te escuchen y apoyen.
  • En la medida de lo posible, evita pensar o planificar temas relacionados con el trabajo al menos 2 horas antes de irte a dormir.
  • Para descansar después del trabajo, establece unos horarios regulares para irte a la cama o para levantarte. Evita cenas copiosas, así como bebidas excitantes y el alcohol.